Me quiero Quitar las Prótesis

aumento de pecho sin cirugia

Me quiero quitar las prótesis. Desgraciadamente existen casos en los que la paciente desea retirar sus prótesis. Es cierto que es algo muy infrecuente, ya que el grueso de pacientes insatisfechas con su resultado, acuden para valorar una segunda cirugía y no una retirada de implantes. 

¿Por qué las pacientes quieren quitarse entonces las prótesis? El motivo más habitual es que se sienten incomodas con ellas, no las sienten “suyas”. Este fenómeno se asocia por lo general a prótesis de importante volumen y por lo general rugosas colocadas o por encima del músculo o de forma poco exitosa. Ello condiciona que la paciente palpe su prótesis y la note como un elemento que no forma parte de su cuerpo. En ocasiones ello genera molestias, atrofia glandular, roce o simplemente incomodidad. 

¿Qué podemos hacer en estos casos? Por lo general con un cambio de prótesis es suficiente, pero es cierto que en determinados casos la paciente prefiere la retirada completa. En estos casos  el procedimiento es más complejo ya que la prótesis condiciona una atrofia parcial de la glándula por lo que debe remodelarse el pecho para evitar la apariencia caida. Una técnica en auge en estos casos consiste en realizar una lipotransferencia grasa. Este procedimiento consiste en realizar un liposucción centrifugar la grasa, extraer las células madre de la misma e infiltrarlas en el pecho para conseguir aumentar su volumen y remodelar la misma. 

Por lo general cuando retiramos las prótesis, del mismo modo que cuando realizamos un cambio de prótesis, realizamos una capsulectomía completa de modo que evitamos que en caso de que exista alguna degeneración de la prótesis esta entre en contacto con los tejidos sanos circundantes. En pacientes delgadas o con prótesis de última generación de marcas autorizadas por la FDA, a saber: Mentor y Allergan, podemos variar este procedimiento y realizar una capsulectomía parcial y emplear parte de esta cápsula como colgajo para incrementar el volumen del escote de modo que consigamos un mejor resultado final. 

En esta intervención realizamos de forma genérica una cicatriz periareolar de modo que nos permita retirar parte de la piel adyacente para mantener el pecho elevado. Asimismo, en determinados casos debemos realizar una pexia en T invertida si existe exceso cutáneo. 

En todos los casos realizamos un multianclaje de la glándula al pectoral de forma que evitamos la caida de los tejidos con el tiempo. 

En toda paciente de aumento de pecho que requiera retirar sus prótesis se debe evaluar de forma individualizada el caso atendiendo de forma especial al estado de sus tejidos para tratar de buscar la solución óptima en cuanto a cirugía y resultado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *