¿POR QUÉ MI HIALURÓNICO DURA TAN POCO?

labio hialuronico

El mercado de la medicina estética crece de forma exponencial cada año y con ello crecen paralelamente nuevas marcas y nuevas opciones de tratamiento. 

Dentro del ácido hialurónico encontramos que en los últimos dos años se han quintuplicado las marcas que crean y distribuyen este fantástico producto.  

La pregunta es ¿Son todos iguales?

La respuesta es Absolutamente NO. No son iguales ni siquiera dentro de una misma marca. 

De entrada tenemos que diferenciar dos tipos de ácido hialurónico: el reticulado y el no reticulado. El primero de ellos aporta volumen y en función del grado de reticulación genera mayor o menor volumen, ello determina su empleo en diferentes zonas. El hialurónico no reticulado se emplea principlamente en cremas y como componente de vitaminas pinchadas en mesoterapia. 

El objetivo del hialurónico no reticulado es hidratar, captar agua, aportar grosor a la piel y estimular la formación de colágeno. Este efecto también se produce con el reticulado ya que conforme nuestro cuerpo lo “digiere”se va soltando en no reticulado. 

El ácido hialurónico reticulado se diferencia como hemos dicho en función de su grado de reticulación, podríamos entenderlo como lo grande que sea la molécula. Cuanto más reticulado más volumen. 

Los de alta reticulación se emplean en pómulo, mentón, sién, ángulo mandibular… y deben colocarse directamente sobre el hueso. En reticulación media-alta encontraríamos aquellos que colocamos en los surcos y arrugas profundas y cuando queremos aportar volumen al labio. Aquellos de reticulación media están indicados para perfilar el labio con suavidad así como para arrugas finas. Los de reticulación baja son perfectos para zonas más delicadas como la ojera, que requiere emplear productos específicos. Aquellos de reticulación muy baja se emplean para hidratar la piel ya aportar grosor. 

Dentro de la misma reticulación tenemos más componentes que nos diferencian principalmente entre marcas y estos son la unión entre las diferentes moléculas y la longitud de las cadenas. Cuanto más fuerte sea la unión entre las cadenas más le va a costar a nuestro cuerpo “comerse” el hialurónico, y cuanto más larga sea la molécula más le tardará en hacerlo. 

Para entender este concepto hay que conocer a la hialuronidasa que es una enzima que rompe las uniones entre las moléculas que forman la cadena de hialurónico. La actividad de esta encima es variable entre cada paciente y con ello el mismo hialurónico tendrá una duración diferente en cada paciente.

Si hablamos de un mismo paciente con diferentes tipos de hialurónico aquel que tenga uniones más fuertes y cadenas más largas tendrá mayor duración y si además le incorporan cadenas cortas de hialurónico entre medias aún durará más ya que cuerpo romperá primero las pequeñas antes de actuar sobre las largas. Por ejemplo en allergan la gama vycross tiene uniones mucho más potentes y cadenas más largas que la gama juvederm llegando a duplicar su duración.

Cuantas más uniones, más longitud y más cadenas cortas tenga el hialurónico mejor será su calidad y duración. Sin embargo, esto sería una visión muy reduccionista, hay que valorar también cómo se integra el hialurónico en los tejidos, el agua que capta y cómo aporta volumen si lo hace de forma angulada o redondeada. 

Con toda esta información cada profesional debe elegir sus productos “preferidos”, aquellos que mejor se adapten a sus pacientes y resultados. Por lo general en nuestro caso preferimos aquellos cuya duración media alcanza los dos años para evitar a nuestros pacientes tener que realizar más tratamientos, no sólo por la duración sino porque entendemos que su integración y características son las mejores del mercado. Sin embargo, es cierto que estos productos llegan a cuadruplicar el precio de las marcas de características inferiores y ya entra en la perspectiva personal considerar si “merece la pena” ese sobre coste a cambio de mayor duración y mayor naturalidad en el resultado.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *