¿Qué me hago para Navidad?

clinica noval

Con la llegada de Diciembre empezamos a preparar la Navidad, ponemos el árbol, montamos el Belén…  Pero también empezamos a elegir que “modelitos” llevar, o pensamos en estar los más guapos y guapas posibles para nuestro actos sociales y familiares. ¿Qué nos hacemos para brillar en Navidad?

La respuesta es clara: Sonreír!  Y si además queremos un plus, podemos optar por varias opciones. 

Primera: Tratamientos para dar luz a la piel. Cuando nuestro objetivo es tener una piel luminosa y vital podemos realizar tratamientos de hidratación con luz LED colorimétrica asociados a mascarillas de alta penetración. Lo ideal es individualizar mucho el tipo de tratamiento al tipo de piel, y buscar que las longitudes de onda del color nos estimulen la penetración del principio activo empleado. A estos tratamientos les asociamos una limpieza facial previa mecánica y física para dejar la piel espléndida. 

Segunda: Eliminación de células muertas, de pequeñas manchas y marcas con bioestimulación de la piel. Para este tratamiento nos servimos de peelings naturales. Estos productos nos permiten renovar la piel sin agredir la misma. Empleamos algas cristalizadas que al someterse a calor nos permiten aplicarlas sobre la piel. Una vez ubicadas en la cara generamos de nuevo su cristalización en la piel y se adhieren a las células muertas y tejidos dañados. ¿Qué conseguimos? Una cara suave, lisa y renovada. 

Tercera: Si queremos algo más intenso podemos optar por tratamiento de radiofrecuencia facial. Con la radiofrecuencia buscamos estimular las células de nuestra piel y hacer que se activen y comiencen a producir colágeno.

Dentro de la radiofrencuencia existen diferentes tratamientos en función del número de polos, su potencia y sus cabezales. Para conseguir el éxito requerimos que la células se mantenga a 41ºC durante diez minutos. Los resultados son visibles desde el primer tratamiento pero mejoran de forma exponencial conforme se completan de forma programa y sucesiva. 

Cuarta: Si disponemos de algo más de tiempo podemos optar por tratamientos vitaminados mediante infiltración de ácido hialurónico no reticulado, asociado a vitaminas y oligoelementos esenciales. El efecto lo observamos a partir del quinto día y suele manifestarse durante dos meses. Se aprecia una piel turgente y luminosa con menos arrugas y peso. 

Quinta: En caso de que queramos encarar las fiestas con una mejora notable podemos valorar el empleo de ácido hialurónico para eliminar las ojeras o los surcos faciales, así como botox para abrir la mirada, subir las cejas y mejorar las arrugas. Eso sí, estos tratamientos no pueden elegirse por parte de los pacientes de forma directa sino que requieren una valoración e indicación correcta por parte de un profesional. 

Sin duda el mejor tratamiento: sonreír! Es verdad que estas cinco opciones nos ayudan a sentirnos mejor, a vernos aún mejor en el espejo y a sonreír más! Pero que no se nos olvide que sólo si nos sentimos felices deslumbraremos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *