Cuidados de las cicatrices en aumento de pecho y mastopexia.

Mastopexia CN Medical

El aspecto de la cicatriz tras una cirugía mamaria es uno de los aspectos que más preocupan a las pacientes cuando deciden mejorar el aspecto de su pecho. Conseguir un resultado perfecto implica no solo una forma y proporciones adecuadas del pecho, sino también una cicatriz imperceptible.

El proceso de cicatrización de una zona operada se extiende durante un año. Durante las primeras tres semanas debemos centrarnos en mantener la zona correctamente aislada mediante empleo de pegamentos biológicos y esparadrapos hipoalergénicos siendo el elemento fundamental mantenerla seca, especialmente tras la ducha o aseo personal que solemos permitir tras los primeros cinco días.

Pasado este periodo inicial los puntos o bien se han reabsorvido o bien los hemos retirado y entramos en una segunda fase donde el elemento clave es la hidratación de la herida, para ello recomendamos cremas hidratantes ricas en ácido hialurónico no reticulado y sin excipientes.

Es normal que aparezca cierta elevación y/o enrojecimiento de la herida, en cuyo caso optamos por asociar apósitos siliconados o de poliuretano como Dermatix, Trofoblastin o Mepiform que realizan una hipoxemia (disminución de la cantidad de oxígeno) en superficie de modo que impide la elevación de la cicatriz y disminuye la rojez. Estos apósitos se colocan sobre la cicatriz y se renuevan de forma semanal.

Respecto al empleo de aceites como rosa mosqueta o similares es una opción interesante como alternativa a las cremas de ácido hialurónico pero no deben emplearse si vamos a estar en contacto con el sol ya que aumenta la posibilidad de colorear la cicatriz.

Otro de los aspectos determinantes en la cicatrización de las heridas es el empleo de protección solar para evitar la pigmentación de las cicatrices. La crema solar debe ser pantalla total y renovarse cada 3h. Es especialmente importante colocar la misma debajo de bañadores y bikinis en situaciones de exposición solar importante, si bien también se da la opción de colocar apósitos que también protegen de la radicación solar.

Transcurridos los primeros meses de la operación de aumento de pecho cuando la cicatrización se encuentra en fase madura podemos complementar los tratamientos anteriores con el empleo de láser IPL o fraccionado así como terapias FSR e Intesif como los del Endymed Pro que eliminan las capas superficiales de la piel y estimulan en profundidad la formación de colágeno facilitando una mejor cicatriz final.

Una opción interesante a valorar en casos en los que el color final obtenido en la zona cicatricial no es perfecto es el empleo de micropigmentación, especialmente alrededor de la areola, permitiendo suavizar la transición entre tejido sano cicatriz y areola.

Las recomendaciones referidas son genéricas y deben adecuarse a las indicaciones de cada especialista ya que dependiendo del tipo de técnica quirúrgica empleada, los tipos de sutura, etc. varían los tiempos e idoneidad de cada tratamiento.